Las características de las viviendas de lujo

La ubicación es importante en la viviendas de alto standing

Uno de los factores determinantes es la localización del inmueble. En muchas localidades existen barrios considerados de lujo.

Para que una vivienda pueda ser considerada de alto standing, debe estar localizada en un barrio considerado lujoso. El resto de los factores se pueden añadir en mayor o menor medida, pero la ubicación es única. Es lo que proporciona el estatus a la propiedad que vas a comprar.

La importancia del espacio

Aunque el tamaño no define el lujo de una vivienda, debemos considerar unos mínimos para que se puedan considerar exclusivas. Estos mínimos los podemos situar a partir de los 250 metros cuadrados y con más de 5 habitaciones y baños.

Además, la vivienda ha de estar bien distribuida. Cada dormitorio debe disponer de su propio cuarto de baño. También deberá contar con uno o dos baños en las zonas comunes. En el dormitorio principal se suelen distribuir el baño y un vestidor de uso exclusivo.

Si se cuenta con personal de servicio, la vivienda debe disponer de una zona independiente para el mismo.

La calidad de la construcción

No podemos pensar en una vivienda exclusiva sin tener en cuenta las calidades de los materiales que se han utilizado para su construcción y los acabados de calidad. Desde una perfecta impermeabilización de las cubiertas, hasta los recubrimientos con maderas nobles. Todos los elementos deben contribuir al confort y a ofrecer una estética impecable.

Dependiendo de los gustos, podremos incluir materiales tradicionales, como el mármol, u otros más actuales, como el acero inoxidable. Pero en ambos casos deben ser de gran calidad.

La importancia de la domótica

La tecnología se ha incorporado al funcionamiento de la vivienda y las casas exclusivas disponen de sistemas avanzados que facilitan la vida de sus ocupantes. Son muchos los sistemas que se pueden automatizar, como la apertura del garaje cuando nos aproximamos, la subida y bajada de las persianas según el momento del día o la regulación automática de la temperatura.

Las casas consideradas de alto standing disponen de sistemas domóticos que aprovechan las comunicaciones para aumentar el ahorro energético y la seguridad.

Fuente: idealista.com